jueves, 11 de octubre de 2012

TARDE DE OTOÑO EN PLATERIA

Parece que comienza ya el otoño, se acabó ese largo veranillo de  San Miguel. Después de estos días soleados, y aunque todavía haga calor en la calle, las predicciones dicen que esta fin de semana cambiará el tiempo. Que mejor que dar la entrada al otoño que con esta bella canción que nos recuerda a otros tiempos. 

En esta canción "Tarde de Otoño en Platerías" habla del Café de Platerías que existió en la calle Mayor a de finales del siglo XIX, donde se celebraban tertulias de la Generación del 98 abriendo paso a los del 14, del rey Alfonso XII, aficionado a los toros, y de Julián Gayarre tenor navarro.

Esta canción la hizo conocida García Guirao, aunque yo personalmente he elegido publicar esta del grupo El Consorcio.

El Consorcio está formado por Iñaki Uranga, Amaya Uranga, Sergio Blanco, Estibaliz Uranga, Carlos Zubiaga, Emilio Santamaría y Juan Carlos Calderón (algunos de ellos integrantes de Mocedades) reunidos para recoger canciones de los años 40 y 50.

La canción está sacada de su disco de “Peticiones del Oyente” del año 1995.Para conocer más de “El Consorcio”, os podéis dirigir a su web:  http://www.el-consorcio.com/

  
La tarde clara
de otoño madrileño
que en Platería 
tomaba yo café.


Con tu vestido gris
entrar en el salón te vi
y al verte tan bonita
me puse junto a ti.

La tarde moría en los espejos
soñaba el amor en los divanes,
y todo yo temblé
en el momento aquel, mi bien
que todo ruboroso
mi amor te declaré.

Tarde de otoño
llena de sol de Madrid.
Café de mis sueños,
donde mi amor encontré.
Ay, 1800, qué lejos ya estás de mí.
Todo pasó
como una luz que yo apagué.
 Tarde de otoño llena de sol de Madrid.

Alfonso XII
volvía de los toros.

Julián Gayarre
cantaba en el Real.

Y yo en aquel café,
gustoso te cité, mi bien
y sueños de ilusiones

inquieto te esperé.

Las luces de gas iban creciendo,
la noche llegaba lentamente,
y al no verte venir,
creyéndome de amor morir,
me fui de Platerías,
pensando solo en ti.

Tarde de otoño
llena de sol de Madrid.
Café de mis sueños,
donde mi amor encontré.
Ay, 1800, qué lejos ya estás de mí.
Todo pasó
como una luz que yo apagué.
Tarde de otoño llena de sol de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario