miércoles, 29 de agosto de 2012

QUERIDA CIUDAD


Esta canción de hoy me ha dado más de un dolor de cabeza intentando buscarla, para darla a conocer. Por un lado hay gente que la conoce como "Herida de Muerte", y por otro lado la conocen como "Querida Ciudad". 

Buscando en lafonoteca.net, no he encontrado ninguna canción de Los Pistones llamada "Herida de Muerte", pero si he encontrado la que hoy vais a escuchar se llama "Querida Ciudad", del disco "Entre Dos Fuegos" de 1992, en la cual nos dice que la ciudad, refiriéndose a Madrid está herida de muerte.

Los Pistones, es un grupo de Madrid pop-rock de los años 8. Su nombre viene de dos de sus grupos favoritos (Sex Pistols y Los Ramones. Entre sus primeros temas están "Los Ramones" o "Vuelve Pronto", pero el éxito que les dio a conocer fue "El Pistolero" en 1984, convirtiéndose en un gran éxito de ventas, permitiéndoles gozar de cierta fama, sonar en las todas las radios, y convertirse en uno de los grupos españoles más populares del momento. Aunque para mayor información del grupo la encontrareis en lafonoteca.net


Siempre fui de un corto callejón,
del corazón de la ciudad,
donde la gente aprende tarde a olvidar.
Nacido bajo el cielo que sirvió,
de techo de mi habitación.
De padre y madre nunca supe jamás.
Mi nombre nunca lo he escuchado pronunciar.

Los años se hacen viejos y se van,
y otros llenan su lugar.
Ella me preguntó: ¿quién eres tú?
Yo sólo supe responder: “Tendría hoy que ser ayer.
En otro tiempo fui lo que mereces tú”.
Pero hoy las calles hierven junto a mí.
No hay nada que yo pueda hacer.
Nací a su lado y a su lado seguiré.

Siempre tranquila viviste ciudad,
pero tus calles comienzan a estar
tan calientes que nadie las puede pisar.
Estás herida de muerte. Querida Ciudad.

Querida Ciudad
Querida Ciudad
Querida Ciudad

Oye, tu márchate de aquí.
Es el momento para ti.
Yo hice una promesa y la cumpliré.
Nací a su lado y a su lado seguir.

Siempre tranquila viviste ciudad,
pero tus calles comienzan a estar
tan calientes que nadie las puede pisar.
Estás herida de muerte. Querida Ciudad.

Querida Ciudad
Querida Ciudad
Querida Ciudad

Tus calles están calientes; 
no se pueden ya pisar.
Por calles tan hirvientes 
no se puede caminar.

No se puede caminar
No se puede caminar

Siempre tranquila viviste ciudad,
pero tus calles comienzan a estar
tan calientes que nadie las puede pisar.
Estás herida de muerte Querida Ciudad.

Querida Ciudad
Querida Ciudad
Querida Ciudad

Tus calles están calientes;
no se pueden ya pisar.
Por calles tan hirvientes 
no se puede caminar.

lunes, 27 de agosto de 2012

CALLES DE MADRID

Buscando por internet, alguna canción para publicar, he encontrado una página donde puedes personalizar como tu quieras, las placas de las calles en ciudades como Nueva York, Londres, Oporto, París o Madrid... creo que es una gran idea para hacer un regalo, para disfrutar de como queda tu nombre en cada una de las placas, o para entreteneros un rato.

Yo las utilizaré para dar nombre a cada una de las canciones, quizás algún día veamos alguna, por las calles de la ciudad.

La página donde podéis personalizar vuestra placa es: http://www.tucalle.net/index.php, espero que disfrutéis creando calles nuevas.

La canción elegida hoy es una canción de Quique González, llamada "Calles de Madrid", en la cual canta con Rebeca Jiménez, y la podéis encontrar en el disco de 2003 con el nombre de "Kamikazes Enamorados"

Tanto Quique González como a Rebeca Jiménez los podéis seguir en sus respectivas páginas web:

 
Calles de Madrid, noche del sábado,
tiene suficiente para no dormir.
Bebe el elixir, de trago largo,
mezclado con gelocatil.

Calles de Madrid, no me esperaba,
vientos de poniente junto a Jimmy Page.
Tienen que vestir, telas de plata,
negritas sin hacerse oír.

Desde Las Ventas, hasta Chamberí,
fumando a medias,
en las calles de Madrid.

Cuando despiertas, ya no están aquí,
nunca revientan,
en las calles de Madrid.

Calles de Madrid, hasta tu barrio,
últimas partidas en el futbolín.
Coche para ir, al extrarradio,
cantando alguna de Joaquín…

Cuando despiertas, ya no están aquí,
nunca revientan,
en las calles de Madrid.

Desde Las Ventas, hasta Chamberí,
fumando a medias,
en las Calles de Madrid.