martes, 4 de septiembre de 2012

MI CANCION DEFINITIVA


Son tantas las canciones que tiene Luis Ramiro que hablan de Madrid, que he decidido por “Mi Canción Definitiva”, donde nos muestra un lugar como Las Ventas y unos de los barrios de Madrid.

He elegido esta canción porque son tantos recuerdos, tantas cosas que pasan por mi cabeza, tantas cosas que podemos contar y las que nos gustaría decir o incluso gritar, que muchas de ellas se resumen en estas estrofas de Luis Ramiro. ¿Y porqué no irnos a tender la ropa?

Plaza de Las Ventas
Luis Ramiro cantautor madrileño que nació en el barrio de San Cristóbal de los Ángeles (al Sur de Madrid). Con 25 años decidió subirse a los escenarios para dar a conocer, mediante su música, todo un universo de letras personales.

Seguro que podremos disfrutar de su tercer disco de estudio llamado “El mundo por delante”, como otras tantas canciones, en conciertos por toda la geografía española y las salas más reconocidas de las ciudades españolas.

Si queréis saber más de Luis Ramiro, solo tenéis que entrar en su página web: http://www.luisramiro.com/elmundopordelante/

Voy a hacer mi canción definitiva, 
la que cuenta y recuenta mi corta y larga vida.

A escribirla en tinta roja 
como todos los ladrillos de mi barrio,
el rojo del fracasado,
como el vino rancio
que se beben todos los borrachos.

Cuánto me queda...
cuántos amigos se tiraron del camino...
cuánto he llorado y por qué coño me he reído
en estos años...
Qué canción me hizo morir estando vivo...

Y qué día me afeité
y se murió todo mi niño...

No puedo soñar despierto,
si a la noche tengo frio...

24 años, 24 frases, 24 abrazos a mi mismo...
cuándo sonaré en Las Ventas
como Lennon y MC Cartney,
y como Silvio...

Cuándo sonará mi nombre llamándome a gritos...
Cuatro letras, como las cuatro estaciones...

Luis en soledad,
Luis en hombre flojo,
Luis en gilipollas,
Luis en ser humano...

Quién me echará una mano
y unas gracias a la vida...
Quién me dará una salida...
un hasta pronto, un ten cuidado...

Los silencios de mi padre, 
las caricias de mi madre, 
y mi hermano que es hermano,
más allá de toda sangre...

Estoy llorando,
y no he empezado mi terapia 
de curar los malos sueños,
Me he cansado resumiendo los orgasmos
en mi vida de frustrado...

Cuando quiero que me quieras,
sé que pido demasiado.
Y la luna está muy cerca,
yo la he visto por mi barrio,
aunque no hay nadie que me crea,
y si miento no es pecado...

Tribunal y sus mil plazas,
mis amigos los greñudos,
muchos besos para ellos
por si acaso no nos vemos,

Mi bajo y mi guitarra,
que no es mía...es de María...
y Sarabia en discusiones...
y Sarabia como hermano...
y Sarabia en ilusiones...

Mi pueblo y mis amigos
se hacen viejos y me pierdo
sus arrugas...sus vicios...

Y mi abuela ya se ha muerto...
yo he llevado su ataúd,
volando por todo el entierro...
y aún recuerdo sus ojitos,
diciéndome: " Mijito, 
si te encuentras solo,
yo te encuentro algún amigo"...

Pero tengo otra gran madre...
otra abuela siempre vieja,
que me cura el desengaño,
si estoy triste...acojonado...
si me muero por la vida...

El Bola y tantos años
de casados como hermanos...
se pasaron de juguetes
a nostalgias y cigarros...

Y David y los mil discos escuchados,
y ahora pienso por qué coño,
ahora pienso por qué coño
no nos hemos abrazado...

El Poli, los insultos,
el cine, Villaverde,
calimocho en aquel parque...
los domingos de regreso hacia ninguna parte...

Neruda y compañía...
mi autobús 59,
Pizza Hut y el comunismo
y mi cabeza no asimila,
 lo que cambia en un segundo,
mi concepto de alegría...

Andrés y cada frase...
el grupo, y el amigo,
y el amigo,
y el amigo,
y el amigo que ahora somos....

24 maldiciones…
24.000 destinos…
 24.000 destinos…que ahora sé que no son míos,
y mi foto en el carnet que no soy yo sino un abismo...

Un "te quiero" de Melissa...
un consuelo de María...
un "me gustas", "hasta pronto",
tantas, tantas despedidas.

y el sonido inconfundible
del dolor en mi garganta...
y mi gata que no entiende
por qué lloro junto a ella
y la acaricio por la noche...

Mi discurso final,
ante el congreso de la vida,
sé que voy a improvisarlo
cuando tenga ochenta años
y con suerte...

que no temeré a la muerte
si me coge sonriendo...
¿dónde está?...
mí pasado...mi presente...
cuántos pueblos me he dejado en la cuneta de mi mente....

Que perdonen mis insultos...
mis molestias...mis agravios...
Que algún día todos sepan que he querido...
Que he amado...

Que esta casa sin personas,
no tendría ningún sentido,
está muy claro...

24 libros buenos...
24 apariciones en mi vida....
24 colecciones tan privadas...
sólo mías...

Porque nadie puede entrar
en los pasillos de mi alma
ni en el alma de ninguno...
cada cual tiene su mundo...

Y con esto acabo, acabo…
y no se vayan todavía....
que aún hay más "verdulerías"...
ya les cuento en un futuro
si todavía tengo fuerza de venderme por palabras...

esto es sólo un primer tomo...
suscribirse si interesa…
y si no, pues hasta pronto...
que voy a tender la ropa
que ahora es lo que más me importa...

Así que ya veré mañana...
25, 39, 44 madrugadas...
me despido con un beso...

Y ahora sí....
ahora sí que puedo...
que la ropa hay que tenderla...
que no quiero estar desnudo
para que me veáis por dentro...


No hay comentarios:

Publicar un comentario