viernes, 21 de diciembre de 2012

MAÑANA SALE

Por un momento imaginaros que es vuestro número. Es el que cantan como primer premio mañana. ¿Qué haríais con esos 400.000 € por décimo?

Siempre recuerdo que este día comienzan las Navidades. Están todas las casas y los bares pendientes del sorteo. A todos nos molesta o nos agrada en cierta parte ver como esos niños de San Ildefonso cantan uno detrás de otro los números, y después los 1000 €. El que más y el que menos lleva un número en el trabajo, con la familia, con los amigos o uno solo para nosotros, con la ilusión de ser los afortunados.

Una vez acabado el sorteo, siempre he escuchado a mi madre, decir hoy es el día de la salud…

Disfrutar de esta canción que tiene un encanto especial, una historia curiosa,  y:
¡Felices Fiestas!

Concha Piquer, cantante y actriz nacida en Valencia en 1908, empezó a cantar con tan solo 7 años y debutando a los 11 en el Teatro Sogueros (Valencia).

Se ha considerado a Concha Piquer, como la máxima expresión de la copla o canción española, no sólo por su voz, sino también por su emotividad y expresividad interpretativa.

En 1921, el maestro Penella descubre a Concha Piquer y se la lleva a Nueva York, llegando a actuar en Broadway, y participar en “El cantor de jazz”, la primera película sonora. En 1927 regresa a España.

Entre 1929 y 1931, conoció a tres personas fundamentales en su vida: el torero Antonio Márquez, padre de hija Conchita, el maestro Quiroga y Rafael de León, el letrista de sus grandes éxitos.

A comienzos de 1940, formó la Compañía de Arte Folklórico Andaluz Escenificado, con la que recorrió toda España donde interpretaba casi todas sus grandes canciones, entre ellas: “Ojos Verdes”, “Tatuaje” o “La Parrala”.
 
En su última actuación, en 1958, donde por unos momentos perdió la voz decidió retirarse. Concha Piquer falleció el 11 de diciembre del año 1990.


 
Tiene el color del semblante
de una virgen de marfil,
lleva en los labios un cante
y en la mano un quince mil.

De un coche de dos caballos
sale una voz con corona:
"Si quieres, rosa de mayo,
seré el vasallo de tu persona".

Palabras que lleva el viento
y luto en el corazón...
La calle del Sacramento
sintió el lamento de su pregón.

¿A quién le vendo la suerte?
¡Mañana sale y está premiado!
Mis ojos tienen que verte
por tres puñales atravesados.

¡La fortuna, pa' mañana!
¿Quién me compra un quince mil?
Te repiquen las campanas
a la hora de morir.

¡Cuatro series!, ¡qué bonitas!
¡Voy tirando los caudales!
¡Son de doña Manolita!
¿Quién me compra esta penita?
¡Mañana, mañana sale!

Yendo de juerga en su coche
con corona de marqués,
le dieron muerte una noche
en la calle Lavapiés.

Nadie el motivo sabía,
nadie conoce la clave.
La niña que le vendía
la lotería sí que lo sabe.

Quizás aquel mismo cuchillo
vengó una doble traición.
Envuelto en su mantoncillo
va el estribillo de este pregón.

¿A quién le vendo la suerte?
¡Mañana sale y está premiado!
A mí me dieron la muerte
con los puñales que te han clavado.

¡La fortuna, pa’ mañana!
¿Quién me compra un quince mil?
Que me doblen las campanas
y me entierren junto a ti.

¡Cuatro series!, ¡qué bonitas!
¡Voy tirando los caudales!
¡Son de doña Manolita!
¿Quién me compra esta penita? 
 ¡Mañana, mañana sale!

Y en el filo de la aurora,
desde Sol a Chamberí,
nadie sabe por qué llora
pregonando un quince mil.


¡Cuatro series!, ¡qué bonitas!
¡Voy tirando los caudales!
¡Son de doña Manolita!
¿Quién me compra esta penita?
¡Mañana, mañana sale!



No hay comentarios:

Publicar un comentario