jueves, 9 de mayo de 2013

CERRAR LOS BARES

Caminas buscando un sitio, una persona… de pronto das conmigo, preguntado por un sitio llamado la Malquerida, pero me dices que no te haga caso… me quedo pensando y recuerdo que he pasado alguna vez por ese mismo sitio…

No preguntes, pero sé que en ese momento soy quien decide llevarte hasta la misma puerta…aunque mi dirección sea distinta…

Mientras andamos, empezamos a hablar, y seguimos caminando… el sitio no está lejos de donde estamos… de pronto me dices que en ese lugar se encuentra una persona que te está haciendo daño… yo te digo que los amores no hacen daño… tal vez sea alguien que no te desea…

Por tu acento, creo que eres de Mérida, me recuerdas a alguien que conozco, pero me dices que eres de Cáceres… y tú me pides que te acompañe hasta la puerta, que te espere hasta que suceda lo que tenga que pasar… sin problema te esperaría cualquier día o momento… sé que te duele y que el dolor te hace sufrir…

Hemos llegado al sitio, cambias de opinión y decides irte a casa… tal vez sea eso lo mejor… quizás un café juntos, pero pasa todo tan rápido… cuando me doy cuenta vamos en direcciones distintas

Al despedirnos, me das un abrazo como nadie, y me llenas de besos… esos abrazos que necesitas de tu mejor amig@, en ese momento yo… me siento feliz diciéndote que sonrías, sintiendo en ese momento que eres el amig@ más querido para mí en ese momento…

Recuerdo tus ojos verdes, tu pelo negro… sé quién eres si te veo otra vez, pero ¿te acuerdas tú de mí?...Ojala te hayas acordado al despertar, porque tu si me has marcado…


Está en algún tugurio de la parte sur
bailando donde hay música alta y tan poca luz.
Le gusta colgarse entre esa multitud,
mientras haya un sitio donde ir no cambia su actitud.

Cerrar todos los bares de la ciudad,
tal vez así mi chica quiera regresar.
Cerrar todos los bares que hay en Madrid,
porque es la única manera de que ella vuelva a mí.
 
Quien tuviera poder para volver atrás,
al tiempo en que los dos vivíamos en paz.
Porque duele verla ir detrás de los demás,
mientras haya un sitio donde ir ella no volverá.

Cerrar todos los bares de la ciudad,
tal vez así mi chica quiera regresar.
Cerrar todos los bares que hay en Madrid,
porque es la única manera de que ella vuelva a mí.
 
Cerrar todos los bares de la ciudad,
tal vez así mi chica quiera regresar.
Cerrar todos los bares que hay en Madrid,
porque es la única manera de que ella vuelva a mí,
porque es la única manera de que ella vuelva a mí.
Cerrar los Bares (El Primer Cruce 1986)


Los Secretos se forman en Madrid hacía 1978 por los hermanos Urquijo, aunque del 78 al 80 aún se llamaban Tos, antesala de lo que serían Los Secretos

Los integrantes de  Tos fue: Álvaro y Javier (guitarra y voz), Enrique (bajo y voz) y su amigo de la infancia José Enrique Cano (batería y voz), entrando en la corriente musical de la nueva ola de Madrid grabando sus primeras maquetas. pero todo se tuerce con el triste fallecimiento de José Enrique Cano, aun así los hermanos Urquijo deciden continuar como grupo, deciden cambiar el nombre a Secretos, recibiendo varias ofertas discográficas y encontrando al batería y vocalista Pedro Antonio Díaz.

En agosto de 1980 graban su carta de presentación Los Secretos (1980)  que se agota a los pocos días. De él se extrae "Déjame" en single, siendo sus ventas más moderadas que las del EP en relación a su tirada.

El segundo LP, publicado hacia abril del 82, fue Todo Sigue Igual, del que con el paso de los años los miembros del grupo se quejarían de las prisas con que fue elaborado.  Un año más tarde aparece su tercer LP, Algo mas (1983), un buen disco que supone el fin de la etapa la discográfica. A todo esto, se añaden problemas personales entre los miembros del grupo, además del fatal fallecimiento de Pedro Antonio Díaz a la vez que Javier Urquijo se marchaba al servicio militar. De no ser por unas actuaciones que les salen ese año, en las que Enrique se pasa a la guitarra y se cuenta con el bajo y batería de Viceversa, el grupo se hubiese disuelto en ese momento y de hecho fue lo que se planteó ya que la muerte de dos de sus componentes y el anuncio de Javier de dejarlo definitivamente eran suficientes para desanimar a cualquiera.

Tras el verano de 1984 se publica el recopilatorio Lo Mejor, y reedita su primer LP, que prácticamente siempre estará en las tiendas desde entonces. Al final de 1985, Enrique ya está formando un nuevo grupo, en un principio de una onda más americana y con un aire diferencial a Los Secretos, no obstante es convencido por su manager, su hermano Álvaro y el resto de los músicos para retomar nombre y proyecto, quedando la nueva formación conformada por Enrique Urquijo, Álvaro Urquijo, Steve Jordan, Ramón Arroyo y Nacho Lles

Pronto reciben la oferta del nuevo sello independiente para grabar un mini-LP El Primer Cruce (1986), con un sonido hacia lo americano. El mini-LP vende aceptablemente y junto con un incesante trabajo en directo graban con producción propia el impresionante Continuará. Al año siguiente sacan su primer disco en directo, titulado Directo.

A finales de 1989, sacan La Calle del Olvido. El disco tiene muy buen sonido en comparación con los anteriores y las ventas son muy buenas, consiguiendo esa legión de admiradores de la que hoy gozan, aunque no todo es positivo ya que Steve Jordan y Nacho Lles abandonan voluntariamente.

La Calle del Olvido (1989), Adiós Tristeza (1991), Cambio de Planes (1993) y  Dos Caras Distintas (1995), constituyen cuatro discos reposados, meditados, bien hechos con el sonido de la marca Secretos ya elaborado, y que se alejan del rock americano para retomar la onda de puro pop de sus orígenes, pero también abriendo el abanico estilístico y de influencias.

El siguiente proyecto del grupo fue el recopilatorio Grandes Éxitos (1996), que incluía temas de toda su trayectoria, y especialmente el tema nuevo "Agárrate a mi María". El éxito y la repercusión de este disco fue tan grande que cogió desprevenidos a todos, incluido al grupo. Paralelamente a esto se recopila a todo lujo la caja de tres CD y libreto La Historia de Los Secretos (1996), que también se vendió muy bien teniendo en cuenta el tipo de producto que era, algo reservado a los coleccionistas.

La muerte de Enrique Urquijo, llenó de dolor a todos los admiradores de su música, y se convierte en un mito. En el momento de su fallecimiento, ya se estaba preparando una nueva vuelta a la carga de Los Secretos, y se había mezclado y preparado el disco Grandes Éxitos v2 (1999), cuyo lanzamiento coincide con la muerte de Enrique no por oportunismo sino por una desgraciada casualidad. El disco se vendió bien, y la discografía de Los Secretos en general también a partir de ese momento, aunque por la mente del resto de los miembros del grupo lo que quedaba claro es que todo había acabado y llegado a su fin.

Así, el disco A Tu Lado (2000) estaba planteado como una despedida y a la vez homenaje. Se trataba de coger temas del repertorio de Enrique o Los Secretos, alguno que otro inédito, y usar como banda Los Secretos para que artistas conocidos que interpretaran a su modo estas canciones. El caso es que el disco funcionó muy bien y la gira de promoción también, porque aún sin Enrique, el 100% de los fans no se resignaba a que Los Secretos hubiesen acabado para siempre.

Así que en el 2001, ya terminada la gira de despedida-homenaje a Enrique, viene la siguiente decisión para Jesús, Ramón y Álvaro con todo y con ello, toman la arriesgada decisión de grabar su primer disco de estudio sin él. Solo Para Escuchar (2002) es un excelente disco que se vio arropado por muy buenas ventas y un amplio seguimiento. Colaboraciones de lujo, muy buen sonido y un estilo que los admiradores disfrutaron muchísimo hacen que las dudas sobre el futuro de Los Secretos queden despejadas.

El siguiente álbum fue Con Cierto Sentido (2003), un directo con orquestaciones y una formación inusual que le da a las canciones un nuevo aire. En el 2006 aparece Una y Mil Veces, el segundo disco de estudio de la etapa post-Enrique. El disco muestra a unos Secretos maduros haciendo su música a su aire, sin tener que demostrar nada y con un peculiar sonido. 

Tras cinco años sin nuevas canciones y un accidente que a punto está de costarle la mano a Álvaro, se publica En Este Mundo Raro (2011), una nueva entrega de estos patriarcas del pop español en la que, para bien o para mal, mantienen un estilo perfectamente reconocible sin caer en brazos de especulaciones ni adaptarse a tantas y tantas modas musicales como han visto nacer y morir en este tiempo. La voz suena gastada y el empuje ha decrecido; sin embargo, hay algo claro: esta gente sabe hacer música.

Más sobre Los Secretos en:




No hay comentarios:

Publicar un comentario